Graus

Huesca
09/06/2016
Jaca
10/06/2016

La población de Graus, en la puerta de los Pirineos centrales, es, además de capital comarcal, la cabecera de un gran municipio que engloba una serie de pequeños pueblos y aldeas, en los que se conservan y pueden contemplarse notables vestigios de nuestra historia. Diferentes excursiones e itinerarios dentro del municipio nos permiten descubrir enclaves naturales y monumentos artísticos de gran valor y belleza. Por un lado, al noroeste se encuentran las sierras de Grustán y Panillo, con varios kilómetros de agradables paseos señalizados y un patrimonio protagonizado por el despoblado de Grustán y su iglesia de Santa María, la parroquial de Torre de Obato, la población de Panillo, con su prensa de aceite y los restos del castillo medieval, la ermita de San Antón de Pano (siglo XI) y el templo budista Dag Shang Kagyu. En el otro flanco, al nordeste, y más allá del bello conjunto histórico de La Puebla de Fantova, se abre todo un valle plagado de despoblados de gran valor estético, y entre los que se erige majestuoso el castillo de Fantova y su iglesia de Santa Cecilia, ambos del siglo XI. En los alrededores también destacan poblaciones como Benavente, y la ermita de la Virgen de las Rocas de Güel, una de las primeras construcciones románicas de Aragón. Al sur de Graus, inmerso en un paisaje más agrícola y mejor comunicado, hallamos los cascos urbanos de Pueyo de Marguillén y Torres del Obispo; y en torno a las poblaciones de Juseu y Aguinaliu un rico conjunto compuesto por las salinas medievales, restos arqueológicos y un legado declarado Patrimonio de la Humanidad en 2003: las yeserías mudéjares de la parroquial de Juseu y la ermita del Santo Cristo de Aguinaliu. Como eje de estos tres ámbitos, el río Ésera, que en su discurrir por el municipio ha condicionado nuestro paisaje y patrimonio, desde los yacimientos del cauce en Forcas (Graus) al molino harinero de Las Ventas

Colegio participante

AULA EN BICI es posible gracias a:

GRAUS

Colaboradores:

clubciclistagraus