Belver De Cinca

Adahuesca
31/01/2018
Benasque
31/01/2018

Interesante resulta la arquitectura popular del casco urbano de Belver de Cinca, con casa que se remontan al siglo XVI. Están dotadas de grandes portales adintelados y salientes aleros. El clásico estilo renacentista aragonés se da con profusión en las calles de Belver.

El topónimo equivale a «torre de señales o castillo». Dentro del término municipal hubo dos poblados de origen ilergete: Ficena y Orsuyera, documentados en 1.089.

Tras la llegada del Temple (1.143), pasaron a engrosar la encomienda monzonera ya que estaban dentro de la jurisdicción de su subalterna Chalamera. Ambos poblados quedan suprimidos cuando los templarios decidieron fundar Belver de Cinca por lo que tienen la singularidad de contar con acta de nacimiento, fechada el 2 de septiembre de 1.240.

La iglesia parroquial, con empaque de fortín, está dedicada a la Asunción de Nuestra Señora y es un edificio gótico-aragonés del siglo XVI. Presenta abundantes reformas posteriores. La portada es renacentista, fechada en 1.592. El interio, de una sola nave, se cubre con bóveda esterllada. La torre campanario se levanta cuadrada en sus dos primeros cuerpos, mientras que el tercero es octogonal, con cuatro garitas angulares y gárgolas.

+info

Colegio participante

AULA EN BICI es posible gracias a:

LOGO_COLOR300